Canon EOS R3, análisis: especificaciones, precio, características


Canon ha presentado una de las principales candidatas para convertirse en una de las mejores cámaras del momento, la Canon EOS R3. Es la cámara sin espejo más completa que tiene ahora en su catálogo. Y sus características son tales, que muchos pensaban que iba a ser el modelo de gama más alto, a la altura de la EOS 1 DX Mark III. Pero la Canon EOS R3 entrará en la historia de la marca por albergar una de las tecnologías de autoenfoque más interesantes de los últimos años.

Canon entró tarde dentro del mundo de las cámaras sin espejo de formato completo. Todavía recordamos, cuando presentaron la EOS 1DX Mark III, que comentaron que las sin espejo todavía les faltaba tiempo para entrar en el mundo profesional. Apenas dos años después tenemos las fabulosas R5 y R6. Y ahora este modelo que ha superado todas las expectativas.

Es una cámara profesional, más parecida a la serie 1 de lo que su nombre y aspecto parecen indicar. El cuerpo tiene la doble empuñadura para disparar en horizontal y vertical y, sobre todo, lleva la batería de los equipos de gama alta de Canon. Respira calidad por todos sus poros.

Canon EOS R3

Que no os asuste el tamaño

No estaba claro contra quién competía. Porque puede hacerlo con la ya citada EOS 1Dx Mark III, pero sus rivales directos son la Sony A9 II y la desconocida Nikon Z9. Y respecto a estos modelos se debería comparar.

Canon EOS R3

Un visor electrónico de la más alta calidad

Es una cámara que adelanta cómo será la futurible R1. Y las prestaciones, al menos para el que esto escribe, llaman mucho la atención. Y eso que estamos probando una cámara de preproducción, con un firmware 0.x.

Los archivos de imagen tienen margen de mejora y las funciones se tienen que pulir. Pero podemos decir que estamos ante la mejor cámara de Canon en la actualidad.

Esperaremos ansiosos a tener entre las manos un modelo con el firmware definitivo para conocer el alcance real.

Canon EOS R3, principales características

Tiene un sensor CMOS de formato completo y de 24 MP. Un sensor apilado y retroiluminado fabricado por Canon diseñado para ser muy rápido en combinación con el procesador DIGIC X de la casa.

Como ya comentamos, en la presentación dijeron que este modelo tiene más de 100 mejoras respecto a los modelos del catálogo de la marca… Y lo único que podemos pensar es qué traerá la futura R1. De momento, todo el sistema de autoenfoque no deja de llamar la atención.

Sensor

24×36 mm CMOS de 24.1 MP

Procesador

DIGIC X

Sistema de enfoque

Dual Pixel CMOS AF II con 759 puntos AF

Visor

EVF Oled 0,5” y 5,76 MP con cobertura del 100% y ampliación de 0,76x

Sensibilidad ISO

100-102.400 (50-204.800 en modo ampliado)

Ráfaga disparo

30/12 fps (obturador electrónico/ mecánico)

Rango de medición

EV -7.5 a 20

Formatos imagen

JPEG, HEIF y RAW (RAW/ C-RAW)

Almacenamiento

Ranura CFexpress 1.0 Type B y ranura SD/SDHC/SDXC UHS-II

Resolución vídeo máxima

6K RAW (6000 x 3164) a 60p

Conectividad inalámbrica

WiFi, Bluetooth bajo consumo y Ethernet

Dimensiones

150 x 142.6 x 87.2 mm

Peso (sin tarjeta ni batería)

822 gramos

Precio (cuerpo)

6.299,99 euros

Diseño y ergonomía

El primer gran acierto de esta cámara es el diseño. Es una reinterpretación perfecta, adaptada a las nuevas tecnologías, del clásico cuerpo que ideó Colani para la Canon T90. Un cuerpo grande de formas redondeadas que se adapta como un guante a la mano.

Canon EOS R3

Empuñadura vertical

La cámara se puede sujetar, con total seguridad, en ambas posiciones, la clásica horizontal y la vertical. La botonera principal está duplicada y tiene exactamente la misma disposición, como pasa en toda la gama EOS 1. Este modelo es toda una declaración de intenciones.

Y como ya no necesitamos un pentaprisma para un visor óptico, el peso del conjunto se ha aligerado casi 400 g respecto a la EOS 1. Esta cámara es más ligera y estrecha. Y a pesar de todo sigue trasmitiendo seguridad a la hora de sujetarla y de trabajar con grandes teleobjetivos.

Porque esta cámara está pensada para deportes y naturaleza, quizás las dos especialidades más exigentes con el equipo. Y la EOS R3 cumple con creces este cometido.

Ya lo he dicho en otras ocasiones, da igual la cámara de gama alta de Canon que tengas entre las manos, siempre sabrás utilizarla.

Todo está colocado en su sitio, donde siempre. Y es lo que buscan los fotógrafos profesionales a la hora de cambiar de equipo. No tienen que aprender nada nuevo. Ya lo he dicho en otras ocasiones, da igual la cámara de gama alta de Canon que tengas entre las manos, siempre sabrás utilizarla. Es una virtud de Canon.

Canon EOS R3

Todo está donde siempre

Las empuñaduras son grandes y redondeadas. Los botones se pueden pulsar sin mirarlos. Un usuario avanzado de la marca no se sentirá extraño a la hora de configurarla y siempre encontrará los botones en su sitio, como el clásico botón de Af o el de Retención de medición.

La ligereza que comentamos no es una desventaja. La cámara está perfectamente equilibrada y a la hora de sujetarla con cualquier objetivo el control que tienes es exactamente igual que con los modelos réflex… No se cae hacia delante ni nada parecido.

Canon EOS R3

El material es muy agradable al tacto

El material es muy agradable al tacto. Es una aleación de magnesio y policarbonato con fibra de vidrio que contribuye al tema del peso. Y por lo que no es una EOS 1 es porque no está totalmente sellada, como dicen en sus especificaciones:

Aunque la cámara cuenta con una estructura resistente al polvo y al agua, esto no puede evitar por completo la entrada de polvo o gotas de agua en la cámara.

Cómo trabajar con la Canon EOS R3

Una cámara profesional tiene las mismas opciones que una cámara de aficionado. Es más fiable, más robusta y la configuración puede que sea más complicada. Pero hace exactamente lo mismo. Tus fotos siempre van a ser igual de malas o de buenas. Solo cambiará tu técnica. Y en este campo la Canon EOS R3 es imbatible.

Destaca por muchas cosas, pero desde luego lo que más llama la atención es el sistema de enfoque, la ya famosa tecnología de enfoque automático con control de ojos, una de las novedades más interesantes de los últimos años.

Esta cámara tiene la montura R. Por ahora, todos los objetivos presentados son de gama alta. Grandes, robustos, luminosos y muy pesados. Pero con una calidad de imagen muy alta. Para la prueba hemos podido disfrutar del Canon RF 24-70mm F2.8L IS USM y el RF 70-200mm F2.8L IS USM.

Canon EOS R3

El equipo perfecto

Como siempre tenemos que encender la cámara con la palanca On/Off. Está situada en el lugar de siempre, con la dureza justa para evitar que se encienda accidentalmente al cogerla o guardarla en la mochila.

Canon EOS R3

La parte trasera

Podemos empezar a trabajar con ella nada más encenderla, pero está claro que debemos hacer unos cuantos ajustes sobre todo si queremos aprovechar el autoenfoque, la auténtica estrella de este nuevo modelo.

No nos queda más remedio que adentrarnos en los menús para preparar la cámara para el día a día de un fotógrafo deportivo o de naturaleza. Y sí, los menús son iguales que los de la EOS 1Dx Mark III.

Las novedades en el sistema de enfoque automático

A los fotógrafos profesionales les cuesta cambiar porque si pierden un disparo pierden dinero. Así de sencillo. Por eso suelen ser fieles a una marca hasta que encuentran detalles que solo les permiten mejorar. Y Canon sigue siendo igual que siempre pero ahora ofrecen otra forma de enfocar.

La marca japonesa ofrece cinco modos distintos para enfocar una imagen:

  1. Activando el botón de disparo hasta la mitad de su recorrido o con el botón Af-On.
  2. Con el joystick duplicado para tomas horizontales y verticales que podemos controlar con el pulgar.
  3. En la pantalla táctil LCD.
  4. Con el Smart controller integrado en el botón Af-On que estrenaron en la EOS 1 Dx Mark III y que funciona como si fuera un ratón.
  5. Y ahora con el Eye Control AF, un sistema que ya apareció en las cámaras de carrete y que ahora cambia la forma de trabajar.

En la Canon EOS R3 disponemos de 8 Áreas de enfoque, de las cuales 3 son flexibles para configurarlas según nuestras necesidades. Además, si apostamos por el AF continuo (AF Servo como lo llama Canon) encontramos diversas opciones como Ajuste versátil de uso múltiple a Para sujetos que aceleran o deceleran rápidamente… Incluso un modo Auto que decide por nosotros cómo enfocar.

Enfoque automático con Eye Control AF

Y en la menú Ajuste 4 encontramos por fin el Control ocular, con la posibilidad de hacer seis calibraciones distintas. Porque este sistema es muy complejo. Tenemos que hacer calibraciones distintas si trabajamos con lentillas, gafas… También es recomendable hacerlo con distintos tipos de luz. Y aunque tenemos un modelo de preproducción, el resultado me ha dejado con la boca abierta.

Este proceso no se puede hacer en un momento. Y conviene ser lo más preciso posible para lograr buenos resultados. En las pruebas tardamos en conseguir un resultado óptimo. Pero una vez superada la novedad, es verdad que allí donde mires enfocará la cámara.

Canon EOS R3

Iso 320 1/200 f2,8

Eso sí, esta tecnología exige una concentración del 100%. No te puedes despistar ni un momento para evitar que el foco se vaya a otro lugar. Si miras al luchador, nunca te puedes ir a una persona que pasa, porque el enfoque cambiará por completo.

Y depende mucho de cómo calibremos, del color de nuestros ojos y de cómo varíe la iluminación de la escena… Es un sistema que acaba de aparecer y suponemos que irá mejorando con sucesivas actualizaciones. Pero es totalmente operativo en la Canon EOS R3.

Canon EOS R3

Iso 320 1/200 f2,8

Ya solo nos queda elegir qué es lo que queremos que siga con más atención: Personas, animales, vehículos o nada. Así la cámara sabe qué es lo que esperamos de ella cuando se pone a trabajar.

Creo que es la primera vez que nos encontramos en una cámara de gama alta de Canon una pantalla articulada. No trasmite tanta confianza como su hermana mayor, pero sigue la senda marcada por la R5 y la R6 en este aspecto que tantas personas demandaban.

Canon EOS R3

Iso 100 1/800 f2,8

La pantalla articulada es perfecta para el mundo del vídeo y sobre todo, para el que escribe estas líneas, para trabajar en el trípode y no tener que agacharse. Pero hay que destacar que este LCD tiene 4,15 MP frente a los 1,44 MP de la gama alta de Sony. Estamos ante una de las mejores del mercado.

Por no hablar del visor electrónico. Es una gozada mirar por un visor réflex, pero el visor electrónico de la R3 proporciona la misma sensación. De hecho, es la evolución del de la Canon EOS R5. Cuesta volver a mirar por uno con menor resolución.

Todo lo demás es idéntico a las demás cámaras de la marca. Tenemos la opción de configurar los 17 botones de la parte trasera, los 6 de la parte superior y los 4 del frontal… Aunque os parezca lo contrario, no es difícil hacerse con ella.

Canon EOS R3

La famosa tarjeta CFexpress

Es curiosa el nuevo rumbo del almacenamiento. De pronto aparecieron cámaras que solo eran compatibles con la CFexpress, una tarjeta excelente en todos los sentidos, pero demasiado grande. Todos los nuevos modelos que salen al mercado la tienen, pero ahora también podemos disfrutar de una ranura para tarjetas SD/SDHC/SDXC UHS-II, lo que es un alivio para el bolsillo.

Y respecto a la batería puede impresionar a alguien que no haya visto nada semejante. Es la famosa LP-E19 de los modelos superiores. El cargador es más grande que muchas cámaras. Y su capacidad es enorme en la gama 1. En la que tenemos entre manos, supera con creces a cualquier otra máquina.

Canon EOS R3

Una batería de verdad

Y sobre todo algo importante, su voltaje permite trabajar con total precisión de enfoque con los grandes objetivos que necesitan la máxima capacidad para mover con precisión todas las lentes. Con baterías más pequeñas es imposible enfocar rápidamente con un 600 mm, por ejemplo.

La calidad de imagen

Llegamos a la parte más importante de una cámara, como siempre digo. En la presentación del buque insignia comentaban que 20 MP era la cantidad perfecta de píxeles. Era la mezcla perfecta de calidad y tamaño y que así iba todo más rápido.

Canon EOS R3

Iso 100 1/1600 f2,8

Pero ha tenido que pasar un año y medio para encontrarnos con un nuevo sensor retroiluminado y apilado de 24 MP. Apenas 4 MP más pero que permiten ir más tranquilos si tenemos que hacer un recorte para simular el 300 mm que no tenemos o para mejorar una composición.

Canon EOS R3

Iso 3200 1/1000 f5,6

Este nuevo sensor, en combinación con el mismo procesador DIGIC X, va de los 100 ISO a los 102.400 ISO. Como estamos con una unidad de preproducción no podemos considerar los resultados definitivos. Además solo podemos trabajar con los JPEGS…

Canon EOS R3

Detalle al 100%

Hasta 25600 ISO el archivo casi no tiene ruido, apenas un paso por debajo del buque insignia que llega sin despeinarse a los 51200 ISO. Salvo que estés por la noche fotografiando a una pantera negra creo que es muy difícil que tengamos que subir tanto la sensibilidad.

Canon EOS R3

Prueba ISO

Los objetivos, el procesador y la calidad del nuevo sensor consiguen una nitidez sin igual en todos los fotogramas, con una precisa reproducción del color. Y hay que tener en cuenta que solo hemos podido ver con lupa los archivos comprimidos… La calidad del RAW deparará muchas sorpresas finales.

Canon EOS R3

Iso 100 1/400 f6,3

Toda esta calidad podemos conseguirla hasta si disparamos con la asombrosa capacidad de llegar a los 30 fps con el obturador electrónico. Exactamente igual que la Sony A1 que tiene casi 30 MP más. Pero no podemos olvidar que no estamos en la misma categoría… Si la comparamos con la Sony A9 II, la supera en 10 fps con el mismo número de MP.

via GIPHY

Me hubiera gustado comprobar varias cosas, como la respuesta del ruido con imágenes subexpuestas, ver la capacidad para recuperar información, etc… Cuando tengamos una unidad final podremos llegar a conclusiones más interesantes.

El mundo del vídeo

Si una cámara no trae funciones interesantes de vídeo, será menos valorada. Canon tuvo que aprender después de los problemas de calentamiento que atormentaban a las R5 y R6. Ese tema provocó que estos dos modelos fueran menospreciadas por muchos usuarios y motivo de burla para muchos articulistas que buscaban la confrontación.

Por este motivo la nueva EOS R3 no podía arriesgarse a caer en los mismos problemas. Es verdad que durante la presentación no se alardeó tanto de estas prestaciones. Pero siguen siendo llamativas.

Canon EOS R3

Todo a mano

Tiene las mismas prestaciones que la hermana mayor, a la que solo supera en la posibilidad de alcanzar los 4K a 120 fps (para cámara lenta sin sonido) y trabajar en 6K en formato RAW, frente a los 5,5K de la réflex.

El 4K es un sobremuestro de la salida nativa de 6K que se puede grabar con Canon Log 3, para conseguir un rango dinámico de más de 13 pasos para aprovecharlos durante la edición.

Y el sistema de estabilización de 8 pasos se aprovecha también en el vídeo, pues se añade un estabilizador de imagen digital de vídeo electrónico que hace que sea necesario cualquier otro dispositivo.

Y para librarse de malentendidos, llama la atención toda la información que facilita la marca para dejar claro cuánto tiempo se puede grabar sin que salten las alarmas… ¿Pero quién comprará esta cámara por el vídeo?

La opinión de Xataka Foto

¿Estamos ante una de las mejores cámaras del momento? Desde luego que sí. Y sobre todo ante uno de los modelos que más novedades trae en los últimos años. El sistema de Control de enfoque por el ojo es una de las apuestas más importantes que nos hemos encontrado, algo totalmente novedoso.

Canon EOS R3

Iso 100 1/800 f5,6

Es un modelo muy caro para un usuario medio. Está claramente orientada al profesional capaz de amortizarla. Y a cambio ofrece unas prestaciones únicas en el mercado fotográfico que facilita la vida del fotógrafo que la tenga entre sus manos.

Durante el tiempo que he estado probándola he hecho más de 1500 disparos. Y a pesar de las continuas pruebas y revisiones la batería no se ha agotado. Durante los entrenamientos para el Campeonato de España de kenpo, ha respondido en todo momento, sin ningún titubeo a pesar del poco tiempo que llevaba con ella.

Canon EOS R3

Iso 800 1/500 f5,6

La pantalla articulada solo la he utilizado en las situaciones que he mencionado. Durante la mayoría de las pruebas siempre ha estado plegada, incluso escondida, porque la calidad del visor electrónico permite la revisión inmediata y te despistas mucho menos.

En las tiendas encontramos a sus contrincantes: la Nikon Z9 (de la que todavía se sabe muy poco) y la Sony A9 II que cuesta casi 1000 € menos. Las prestaciones son muy parecidas. Pero siempre podemos decir que una destaca sobre otra en algún que otro punto, como los fotogramas por segundo o las prestaciones del vídeo.

Vale lo que cuesta, pero deja muy poco margen a los profesionales que no saben si esperar a la posible R1 o conformarse con este modelo que ofrece soluciones más interesantes que la EOS 1 DX Mark III. Hemos probado los dos modelos y desde luego apostaría por la R3 salvo que tus condiciones de trabajo sean extremas.

Canon EOS R3

Una cámara profesional perfecta

Con este modelo Canon ha mejorado, es el golpe en la mesa que tanto se esperaba de esta marca. La R5 y la R6 colocaron de nuevo a la marca en lo más alto, pero el fallo del calentamiento durante la grabación de vídeo empañó su gran calidad fotográfica.

8.8

Características
8,5

Diseño y ergonomía
9,0

Controles e interfaz
9,0

Rendimiento
9,0

Calidad de imagen
8,5

A favor

  • Diseño profesional
  • Novedoso sistema de autoenfoque
  • Construcción
  • Duración de la batería

Es verdad que todavía es pronto para saber el alcance real de este modelo. Pero Canon ha dado en el clavo. Tienen el mejor diseño con diferencia, han logrado bajar el peso, las prestaciones son increíbles y la calidad final de los archivos llama la atención con solo ver los jpegs de preproducción.

Estas imágenes han sido realizadas con un modelo de preproducción de Canon; la calidad de imagen final podría variar.

En definitiva Canon ha encontrado por fin el camino que inauguro Sony con la A7 III en el mundo de las sin espejo. Igual es la puerta tanto para un nuevo buque insignia y para esa cámara sin espejo de formato completo de precio y prestaciones para los aficionados.

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Canon. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *