El importante fallo de diseño de los visores electrónicos de las cámaras digitales


Hay veces, sobre todo en verano, que de repente, deja de funcionar el visor de tu cámara digital. Al principio puede que no te preocupes, porque es un fallo aleatorio. Pero según avanzan los días ves que es un fallo constante. Y empiezas a entrar en el menú buscando la solución, encuentras trucos (como separar la pantalla LCD) pero el problema sigue. Y todo es por culpa del sensor que encontramos al lado del visor electrónico. Vamos a ver cómo podemos evitar que el visor electrónico deje de funcionar.


Llevo muchos años dando clases. Y tengo alumnos con cámaras de todas las marcas: Canon, Sony, Nikon, Olympus unos cuantos… Y muchos me han comentado el mismo problema. Incluso yo lo he tenido con mi Sony A7III. Y el truco que encontré en su momento fue separar la pantalla del cuerpo para conseguir que la imagen se viera por el visor.

Sensor ocular

El número 1 siempre da problemas

Desconozco si en los servicios técnicos se han encontrado muchas veces con esta historia. Pero un 30% de mis alumnos han tenido este problema. El visor electrónico tiene un funcionamiento extraño. No se enciende, se apaga de repente… No está estropeado, todo depende de la limpieza. Es así de sencillo.

El problema de limpieza del visor electrónico

La última vez que he visto este caso fue hace poco. Un alumno, con su estupenda Nikon Z6, sufrió este problema. No había forma de que funcionara correctamente el visor. Como todavía doy las clases a distancia, no me quedó más remedio que ver si todo era por culpa de una mala configuración. Muchos de los botones implicados pueden pulsarse sin darse cuenta al guardar la cámara en la mochila.

Tardé en darme cuenta de lo que podía estar pasando. En verano hace calor y el sudor provoca que la suciedad se deposite sobre el sensorde movimiento ocular, como lo llaman en Nikon. Cuando se acumula suciedad, polvo, sudor, el sistema piensa que estamos mirando constantemente y se bloquea.

Sensor ocular

Mirar mancha

La solución es tan sencilla como limpiar con un algodón, un palillo de los oídos o el pequeño paño de microfibra para limpiar las gafas, el pequeño sensor que está encima o debajo del ocular para que desaparezcan todos los problemas.

Es así de sencillo. Solo hay que llevar un pequeño estuche en la mochila con los utensilios adecuados y limpiar de vez en cuando este sensor que debería ir por dentro del visor para evitar un problema tan común. O directamente con el borde de la camiseta que llevemos en ese momento.

Sensor ocular

En la Sony A1 está en la mejor posición

Los que llevamos gafas en estos tiempos sabemos cómo manchan nuestras cejas con el calor la parte superior del cristal. Pues en las cámaras sucede lo mismo.

Y desde la experiencia os digo que da igual su posición. En la parte inferior del visor es menos grave pero no podemos olvidar que incluso el protector del ocular se puede desplazar y bloquear ese pequeño sensor tan cómodo pero que nos puede llevar por el camino de la amargura.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *