Esta curiosa foto de un ganso volando boca abajo que se ha hecho viral no es un fake ni tampoco está manipulada con Photoshop


Sí, habéis visto bien; es un ganso volando con el cuerpo al revés pero con la cabeza hacia arriba y no, como adelantamos en el titular, no es una foto falsa ni fruto del retoque fotográfico. Es una imagen real tomada por el fotógrafo holandés Vincentt Cornelissen y que ha llamado la atención en las redes por la insólita postura adoptada por este animal en su vuelo.

Tal y como cuenta en su perfil de Instagram, Vicent había salido a fotografiar el pasado mes de marzo cerca de Arnhem (Holanda) en un día de muy mal tiempo, cuando se fijó en un grupo de tres gansos que luchaban contra el fuerte viento y uno de los cuales tenía problemas para volar en línea recta y lo hacía de forma extraña como podéis ver mejor en esta ampliación:

Vincentt Cornelissen

Así que le tomó algunas fotografías para descubrir esta extraña forma de volar, con el cuerpo boca abajo pero la cabeza girada en una maniobra que parece imposible: “Inmediatamente me di cuenta de que había capturado algo especial —cuenta el autor— pero, al mismo tiempo, tenía miedo de que nadie me creyera. La imagen parecía manipulada en Photoshop“.

Inicialmente pensó que todo era por culpa del viento, que el ganso no sabía volar por culpa de la fuertes rachas, pero a través de los comentarios recibidos en sus redes sociales sabemos que no es algo tan raro. En el portal de noticias KJZZ cuentan cómo en realidad es una maniobra bastante habitual de algunas especies de pájaros y que también realizan los pilotos de aviones acrobáticos.

Consiste en realizar un movimiento en zig zag que hace que el pájaro (o el avión) descienda rápidamente y, utilizando la aerodinámica de sus alas, pueda acelerar su vuelo. Esto pueden hacerlo con diversas finalidades:, normalmente para aterrizar más rápido o también para evitar a un depredador que les aceche. Pero también puede haber otra razón para un ganso joven como el de la foto: lucirse.

Lo mismo que ha conseguido el autor con esta curiosa instantánea. Por cierto, por si os interesa, Vincentt es un fotógrafo amateur que quiere dedicarse profesionalmente a ello, motivo por el que se compró un equipo profesional compuesto por una Sony A7 III y una Sony A7R IV y varios objetivos, entre ellos el FE 200-600mm F5.6-6.3 G OSS que utilizó para esta toma.

Vincentt Cornelissen | Instagram | Facebook

Vía | PetaPixel

Fotografía de Vincentt Cornelissen reproducida con permiso del autor para este artículo





Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *