No malgastes tu dinero por querer tener algunas especificaciones “engañosas” de esa cámara


Es habitual que cada nuevo lanzamiento de cámara traten de deslumbrarnos con algunas características y de convencernos de que, en adelante, no vamos a poder vivir sin tener tal o cual cosa. Sin embargo, está claro que sólo es una forma de llamarnos la atención, y que en realidad, hay algunas especificaciones que no son tan importantes y sólo pretenden hacernos sacar la tarjeta de crédito sin pensar demasiado. Nosotros te contamos cuáles son esas características por las que no merece la pena pagar de más al comprar esa nueva y brillante cámara.

Un ISO “millonario”

Las opciones de sensibilidad de las cámaras modernas se han disparado en los últimos años hasta límites insospechados. Hace una década, un ISO 800 o 1.600 era un valor decente pero hoy en día las cámaras más modernas ofrecen valores ISO hasta 12.800/ 25.600 con resultados bastante buenos. Sin embargo, parece que hay una
carrera entre los fabricantes por ver quién promete el ISO más alto, llegando a valores casi ridículos de siete dígitos como los ISO 3,280,000 (forzados eso sí) a los que puede llegar a disparar una Nikon D6.

Nikon D6

Realmente no hay nada que impida a los fabricantes llegar tan alto como quieran con el ISO, pero eso no significa que esas sensibilidades den resultados utilizables. Por ejemplo, nosotos recientemente probamos la Pentax K-3 III que alcanza un valor máximo de 1.600.000 ISO y comprobamos que esto es un argumento de marketing porque a ese valor las imágenes son prácticamente inservibles como se puede ver aquí abajo:

Pentax K 3 Iii Iso 1600000

Pentax K-3 Mark III con SMC Pentax 18-135 mm f3.5-5.6 a 1/2.000 seg, ƒ11 e ISO 1.600.000

Por tanto, cuando se trata de comprar una cámara no tomes demasiado en serio el ISO máximo que promete el fabricante. En vez de eso fíjate en fotos reales que se difundan tomadas con valores ISO altos, o espera a que se publiquen análisis por parte de medios especializados como Xataka Foto. Sin duda los resultados “del mundo real” son mucho más fiables para conocer cuál será realmente la capacidades de una cámara en relación a la sensibilidad.

Qué es la sensibilidad ISO y cómo usarla en tus fotografías

Ráfaga “de campeonato”

Hablando de carreras entre los fabricantes, sin duda otra que está de moda en los últimos tiempos es la del número de disparos por segundo que es capaz de ofrecer una cámara. El valor de 20 fps ya se han convertido casi en un estándar entre los modelos más capaces y Sony, que es uno de los que más presume de rapidez en sus cámaras, incluso llega a la cifra de 30 fps en su flamante Sony A1.

No Desperdicies Dinero Por Especificaciones Enganosas De Camara 02

Normalmente sólo ciertos fotógrafos necesitan una ráfaga muy rápida.

Pero esta característica sólo es importante para ciertos tipos de fotografía, por ejemplo para los fotógrafos deportivos o los de animales salvajes; pero ningun fotógrafo de paisajes dispara ráfagas de 20 o 30 fps, porque no los necesita. Es cierto que esta característica suele estar asociada a potencia de proceso, y esto es algo que viene bien para otras cosa, pero malgastar dinero por comprarse una cámara que tiene una ráfaga que nunca vamos a necesitar es absurdo.

“Mil” puntos AF

En los comienzos de la fotografía digital la mayoría de cámaras tenían entre uno y nueve puntos de enfoque, generalmente agrupados en el centro del encuadre. Esto tenía evidentes limitaciones en situaciones como las que requieren del seguimiento de sujetos en movimiento, pero los fotógrafos se las apañaban para hacer grandes fotos.

No Desperdicies Dinero Por Especificaciones Enganosas De Camara 04

Hoy día, la mayoría de nuevas cámaras vienen con cientos de puntos de enfoque automático; esto puede hacer nuestro trabajo más fácil, pero es importante tener en cuenta más la calidad que la cantidad. Por ejemplo, conviene saber cómo están repartidos (lo ideal que cubran todo el encuadre), si son sencillos o con forma de cruz. Y también hay que saber si el sistema AF de esa cámara que tanto nos llama la atención funciona por diferencia de contraste o por detección de fase o una mezcla de ambas (es decir, es híbrida).

Vídeo en “800K”

Hoy día el estándar de grabación de vídeo es el 4K y casi todas las cámaras nuevas ofrecen esta posibilidad; pero ya muchas de las más avanzadas nos están prometiendo poder grabar en 8K. Sin embargo, no todos las cámaras que ofrecen 4K lo hacen por igual, ni mucho menos. Algunas implementan un recorte al disparar en esta resolución, otras no permiten usar la cámara lenta y obligan a recurrir al HD, casi ninguna graba a la misma tasa de bits…

Canon Eos R5

¿Qué decir de las cámaras que ofrecen 8K? Como la Canon EOS R5, y que pueden verse superadas por una “simple” cuestión de temperatura. La tabla de especificaciones de los diferentes modos de grabación de vídeo de las cámaras modernas es un trabalenguas sólo apto para iniciados; de modo que no debemos dejarnos llevar por los cantos de sirena de la resolución de vídeo. Si nos interesa mucho esta característica hay que estudiar bien lo que ofrecen los distintos modelos que estemos considerando.

No Desperdicies Dinero Por Especificaciones Enganosas De Camara 03

En definitiva, lo que hemos intentado con este artículo es que no os dejéis llevar por los grandes titulares y os paréis un momento a pensar si esa flamante cámara que quieres comprar realmente va a satisfacer tus necesidades o sólo es un “caprichito”.

Vía | FStoppers



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *