Qué tener en cuenta antes de comprar una cámara que (quizá) no necesites


Hoy y mañana tenemos el Prime Day de Amazon. Seguro que podemos encontrar mil ofertas más a lo largo del verano para ver si podemos comprar a mejor precio nuestros sueños fotográficos. Yo mismo estoy buscando algún que otro objetivo y una cámara compacta, así que vamos a ver cómo debemos enfrentarnos a las compras en días de ofertas.

La mejor forma de ahorrar es no comprar, eso está claro. Si no quieres gastar dinero no mires las ofertas porque te pueden entrar tentaciones de hacer algo que no puedes asumir. Parece un consejo absurdo pero a mucha gente le hace falta recordárselo para evitar problemas financieros…

A la hora de comprar material fotográfico hay que huir de los precios exageradamente baratos de tiendas que no generan ninguna confianza. Por ese motivo casi siempre recomiendo acudir a tiendas físicas donde te pongan voz y cara. Es verdad que muchas veces no tienes los mismos precios que ves en las tiendas online pero os aseguro que no sería la primera vez que te llevas una sorpresa. Y sobre todo ganas algo muy importante, conocer al vendedor personalmente.

Me encanta ir a la carnicería de toda la vida, saludar a mi tocayo y que me ofrezca el corte bueno que tiene ese día y que me olvide de los filetes de aguja porque hoy no están muy tiernos. En las tiendas de fotografía puedes conseguir el mismo trato pero hay veces que vives muy lejos y por este motivo es muy cómodo contar con los servicios de tiendas online.

¿De verdad necesitas comprarte esa cámara?

Una vez tuve una alumna que utilizo siempre como ejemplo para hablar de las compras fotográficas equivocadas. Todavía enseñaba a revelar en el laboratorio. Y ella siempre estaba por encima de mi hombro apuntando los tiempos exactos que empleaba a la hora de exponer y pasar el papel por los químicos.

Siempre señalaba (y lo sigo diciendo) que lo importante es el ojo y que después convenía hacer tiras de pruebas para elegir el tiempo de exposición en la ampliadora en función de la densidad del negativo y la dilución de los químicos. Pero lo importante para ella era apuntar lo que hacía yo con el negativo que tenía entre manos.

Por supuesto luego no le salía nada hasta que yo preparaba la tira de pruebas y demás… Un día llegó con una Leica M6. Le pregunté de dónde había salido… Y me contestó que en un centro comercial muy importante le habían dicho que era lo mejor que había y que por eso la tenía entre sus manos. Que era una oferta inmejorable.

Comprar una cámara

Si todavía tienes estas puede que sea interesante comprarte una nueva

A mi, que me gusta ser sincero, le comenté que esa cámara no iba a mejorar su trabajo. Que incluso era más compleja que su sencilla Canon y que si podía que la devolviera (eran los tiempos en los que todavía se podía hacer).

Leica

No es una M6 pero te hace sentir igual

Ella se enfadó de tal forma que no volvió… Pasó un año y apareció por la puerta de la clase otra vez… Se presentó, pidió disculpas y me preguntó riéndose si quería comprar una Leica de segunda mano… Me reconoció que se había enojado porque pensaba que todo dependía del equipo que uno tuviera y que todo lo demás vendría rodado.

Tener un equipo mejor no va a hacernos grandes fotógrafos. Solo tenemos que comprar aquello que nos ayude de verdad… Aquella alumna necesitaba un objetivo fijo y luminoso mejor que el 28-200 que estaba tan de moda. El problema es que no se dio cuenta… o encontró al mejor vendedor del mundo.

Saber muy bien lo que tenemos que comprar

Que los precios rebajados no te vuelvan loco. Eso es lo más importante. Y seguro que llevas tiempo mirando algo en concreto. Como siempre digo, la mejor forma de dar una segunda vida nuestras cámaras es comprar un objetivo mejor que el que tenemos.

Uno de los mejores consejos para lograr un buen producto es acudir a las páginas que señalan en el vídeo que enlazamos. Pero lo primero es saber lo que realmente necesitamos. Cada uno se puede comprar lo que quiera, faltaría más, pero aquí tenemos unos cuántos consejos si estás con dudas:

Cámara fotográfica

Te interesará seguro comprarte una cámara nueva si la tuya tiene más de diez años y notas que tienes mucho ruido con ISOS medios para tu gusto o que el enfoque es realmente lento.

En este tiempo la tecnología ha avanzado tanto que notarás un salto cualitativo de calidad en todos y cada uno de los aspectos esenciales de la fotografía.

Sony ILCE7RM2B.CEC Alpha 7 R II - Cámara evil de fotograma completo (42,4 MP, enfoque automático rápido 0.02s, estabilización de imagen óptica de 5 ejes, 4K HLG)

Sony ILCE7RM2B.CEC Alpha 7 R II – Cámara evil de fotograma completo (42,4 MP, enfoque automático rápido 0.02s, estabilización de imagen óptica de 5 ejes, 4K HLG)

Como siempre todo dependerá de tu estilo y necesidades. Si trabajas siempre con trípode y jamás subes de 100 ISO seguro que una cámara como la Canon EOS 5D Mark II te seguirá dando alegrías durante más años. Pero si quieres cambiar de aires, y ver qué es eso de las cámaras sin espejo, puede que sea un buen momento para buscar en el Prime Day o en nuestros Cazando Gangas de los viernes.

Objetivos

Siempre es mejor comprar objetivos nuevos que una cámara, como he dicho más arriba. Todavía recuerdo cuando cambié el 18-55 del kit en una Canon EOS 30D por el EF-S 17-55 f2,8 IS. Parecía nueva.

Comprar una cámara

@Hunter Moranville de Unsplash

No es cuestión de comprar el objetivo más luminoso y caro del mercado. Un buen truco es reunir tus fotografías favoritas y ver, dentro de Adobe Lightroom, con el Filtro de Biblioteca, las distancias focales que más usas y los diafragmas preferidos:

Sony SEL2470Z Vario-Tessar T* - Objetivo con montura E para Sony/Minolt, distancia focal FE 24-70 mm, apertura F4 ZA OSS, estabilizador digital, negro

Sony SEL2470Z Vario-Tessar T* – Objetivo con montura E para Sony/Minolt, distancia focal FE 24-70 mm, apertura F4 ZA OSS, estabilizador digital, negro

  • Si siempre disparas con las distancias focales más extremas que tienes, entonces puede ser una señal de que necesitas un objetivo más angular o más tele.
  • Y si en estas fotografías el diafragma siempre es el más abierto y tienes un objetivo poco luminoso puede que sea una señal de que necesitas un f1,4 o similar.

Demás accesorios

En estos tiempos de rebajas siempre puede ser un buen momento para comprar una tarjeta de más capacidad (no olvides consultar el manual de la cámara para saber los modelos que admite). O una buena segunda tarjeta para la copia de seguridad.

Un buen flash para iluminar tus bodegones (un flash siempre será más interesante cuanta más potencia tenga). La iluminación es una de nuestras asignaturas pendientes y ahora podemos encontrar ese flash que nos permitirá disfrutar.

Creative Cloud Photography plan with 20GB | 1 Año | PC/Mac | Código de activación enviado por email

Creative Cloud Photography plan with 20GB | 1 Año | PC/Mac | Código de activación enviado por email

Y siempre podemos mirar en la zona de informática por si podemos renovar el ordenador o mejor aún, comprar por fin ese monitor de fotografía que permitirá que los colores de nuestras fotografías se vean mucho mejor. O un buen descuento para uno de nuestros programas favoritos de edición.

Al final, si nos ponemos a buscar, seguro que compramos algo. El secreto para hacer una buena compra es que pasen los meses y no nos veamos obligados a vender nuestra última adquisición porque no la utilizamos o simplemente es demasiado para lo que queríamos…



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *